Convocatoria para publicaciones – Revista Nuevos Paradigmas de las Ciencias Sociales Latinoamericanas

La Sociedad Argentina de Sociología Jurídica –SASJU– y el Instituto Latinoamericano de Altos Estudios –ILAE– de Bogotá, Colombia, convocan a docentes e investigadores de la sociología jurídica y a todos a los profesionales del derecho que se encuentren interesados en contribuir con sus aportes a los debates contemporáneos de esta disciplina, para que participen enviando sus artículos, a la publicación que se realizará en la Revista Nuevos Paradigmas de las Ciencias Sociales Latinoamericanas, a través de una edición especial que se realizará con motivo del convenio que recientemente se ha suscripto entre el ILAE y la SASJU.

El tema genérico que se convoca para esta ocasión es “La sociología jurídica en Colombia y en la Argentina”, y los trabajos se recibirán hasta el día 20 de febrero de 2015 a la dirección revistaelectronica@ilae.edu.co, debiendo cumplir con las estipulaciones expresas que a continuación se enuncian.

  1. Si bien la convocatoria es abierta, dado que la publicación se enmarca en el convenio suscripto entre la sasju y el ilae, se establece que, de ser aprobado el artículo por los evaluadores y el comité editorial, solo se publicarán aquellos que acrediten antes de su edición que sus autores se encuentran asociados a la sasju. Consiguientemente, los autores podrán conformar tal exigencia cuando se les notifique la aprobación.
  2. Se publicarán únicamente artículos que sean puestos a consideración de manera independiente y que constituyan una obra ORIGINAL, en el sentido de que con tales trabajos los autores contribuyen directamente con el contenido del documento a realizar un aporte distintivo para la disciplina y, por ende, se encuentra el autor en condiciones de hacerse públicamente responsable de que su material no contenga reproducciones que debidamente hayan requerido ser citadas y que en su caso no excedan éstas un tercio del material que se ofrece a su evaluación.
  3. Asimismo, el contenido debe ser también INÉDITO, es decir no debe haber sido previamente publicado bajo ninguna modalidad en ninguna otra revista científica, nacional o extranjera, ni en ningún sitio o portal electrónico.

Los artículos enviados deberán enmarcarse en las siguientes tipologías:

a) Artículo de investigación científica y tecnológica. Dentro de esta tipología el documento deberá contener de manera detallada, los resultados originales de proyectos terminados de investigación o avances significativos de los mismos, estructurándose en apartados de referencia que indiquen: introducción, metodología, conclusiones y referencias bibliográficas.

b) Artículo de reflexión. Dentro de esta tipología, el documento deberá contener resultados de reflexión analítica, interpretativa o crítica del autor, sobre un tema específico o sobre una elaboración autoral referenciada.

c) Artículo de revisión. Dentro de esta tipología, el documento deberá contener el resultado de una investigación terminada donde se analizan, sistematizan e integran los resultados de investigaciones publicadas o no publicadas, sobre un campo de estudio, con el fin de dar cuenta de los avances y las tendencias de su desarrollo. Se caracteriza por presentar una cuidadosa revisión bibliográfica de por lo menos 50 referencias.

Sobre el proceso de recepción y evaluación de artículos

A todos los autores se les notificará de la recepción como de la aceptación o no de sus trabajos y del avance de las subsiguientes etapas.

PRIMERA ETAPA: Recepción de los artículos.

Los artículos serán recibidos al correo electrónico revistaelectronica@ilae.edu.co hasta la fecha señalada. Las excepciones de toda especie solo quedarán reservadas a la coordinación editorial, cuya resolución será irrecurrible.

Recibido el trabajo por parte de la coordinación editorial, se le reenviará al autor un documento denominado Declaración Jurada para Presentar Originales, que se adjunta a la presente Convocatoria, en el cual el mismo deberá aseverar que:

1. El artículo enviado es ORIGINAL.

2. El artículo enviado es INÉDITO.

3. Desde el momento de recepción se consolida la EXCLUSIVIDAD de su contenido. Consecuentemente dicho trabajo no puede ser enviado a otras revistas mientras no se decida su aceptación por parte de la coordinación editorial y concluye su exclusividad en el momento en que dichas autoridades convengan en su NO aprobación.

4. No existen conflictos de intereses en relación al contenido, resultados o conclusiones del artículo.

5. Que en caso de ser publicado el artículo, el autor trasfiere todos los derechos a la Revista para que de forma exclusiva reproduzca, publique, edite, fije, comunique y transmita públicamente en cualquier forma o medio el artículo del que trata esta carta, así como su distribución física y/o electrónica para fines científicos, culturales, de difusión y sin fines de lucro.

Sin el permiso expreso de la Revista no podrá reproducirse el texto completo del artículo publicado en la misma.

SEGUNDA ETAPA: Revisión de la coordinación editorial y asignación de pares evaluadores

Una vez que la coordinación editorial ha recibido los artículos, se pondrán a consideración la pertinencia del tema según las políticas editoriales de la Revista. Los artículos aceptados por la coordinación editorial, se remitirán a la evaluación externa de por MÍNIMO DOS PARES EXPERTOS.

El proceso de evaluación es de doble CIEGO o CERRADO, es decir, tanto el árbitro como el autor se desconocen bidireccionalmente con el fin de otorgar imparcialidad y evitar conflicto de intereses en la evaluación. Los artículos enviados que refieran a la Sociología jurídica en la Argentina serán evaluados por pares colombianos y viceversa.

Dichos pares evaluadores designados por la coordinación editorial conformada por la Revista y la sasju, aportarán conceptos de forma y de fondo, que certifiquen la calidad científica de los manuscritos evaluados, recibiendo un certificado institucional de participación que reconoce dicha función.

Obtenidas las evaluaciones, la coordinación editorial se reunirá nuevamente con el fin de apreciar la cantidad de artículos aprobados y por su extensión la posibilidad de que se publiquen la totalidad o solo parte de aquellos en una misma edición, de manera tal que pueda integrarse la edición con la misma cantidad de autores de ambos países.

Las observaciones que en esta etapa del proceso se realicen, se enviarán a los autores mediante correo electrónico, especificando si de acuerdo a las mismas se APROBARÁ, SE APROBARÁ CON MODIFICACIONES o REPROBARÁ el artículo. Los candidatos recibirán esta comunicación a más tardar el día 20 de marzo de 2015.

Para aquellos casos que se configuren el primer supuesto, deberán remitir en el término que se prevea la versión final del manuscrito que incluya las adecuaciones propuestas. Se envía consecuentemente un certificado institucional de aprobación en su caso, para que el autor de ser necesario demuestre su publicación previo a que la misma se concrete.

En el segundo supuesto, los artículos escogidos y editados serán enviados a sus autores a más tardar el día 20 de abril para revisión, corrección y visto bueno.

En el tercer supuesto, se explicará al autor las razones por las cuales su texto no será publicado, además de las descripciones de los pares para que éste lo tenga en cuenta para futuras ocasiones.

TERCERA ETAPA: Edición

En esta instancia, de ser requerido por la coordinación editorial, se encarga a un editor para realizar las correcciones de estilo que correspondan previa a la impresión física y/o digital.

CUARTA ETAPA: Publicación de la Revista

La revista será publicada en el portal del ILAE –www.ilae.edu.co– el 29 de mayo de 2015.

REQUISITOS FORMALES DE LOS ARTÍCULOS

El material debe ser enviado junto con la Declaración Jurada diligenciada a mano y escaneada, adjunta a la Convocatoria, al Editor de la Revista Nuevos Paradigmas de las Ciencias Sociales Latinoamericanas a la dirección de correo electrónico [revistaelectronica@ilae.edu.co].

La extensión mínima será de 12 páginas y la máxima de 30 páginas formateadas como se describe en la sección “Normas de escritura de los artículos”.

Los archivos deben estar en Word, cualquier versión, rotulados con el nombre del autor (o uno de los autores). Todo el material gráfico incluido en el texto (cuadros, fotos, tablas, etc.) debe remitirse en archivo separado y en el programa que originalmente se trabajó antes de incorporarlo en el Word.

Normas de escritura de los artículos[1]

Todo el material debe venir en hoja tamaño carta, a doble espacio, en fuente tipográfica Times New Roman o Arial de 12 puntos, sin partición manual de palabras, con márgenes de 22 mm a los lados y 28 mm arriba y abajo, con foliación consecutiva desde la portada (numeración de páginas). La extensión mínima será de 12 páginas y la máxima de 30 páginas con las características antes descritas.

Los elementos que deben estar presentes obligatoriamente en el artículo, ya que de no estarlo, no se tendrá en cuenta para evaluación son:

  • Título: el título no debe tener más de 6 palabras que den una idea o resuman el contenido del artículo.
  • Traducción del título a idioma inglés.
  • Autor(es): nombres y apellidos completos del autor o autores.
  • Institución a la que pertenecen: filiación académica del autor al momento de escribir el artículo y ciudad y país de la institución a la que están afiliados.
  • Contacto: correo electrónico del autor.
  • Resumen: este párrafo sintetiza en forma breve los contenidos del artículo. Puede ser un resumen descriptivo o analítico. Su extensión debe ser de entre 50 y 150 palabras.

Un buen resumen deberá ser:

1.º Preciso: hay que asegurarse que refleje el propósito y el contenido del manuscrito. No se debe incluir información que no aparezca en el cuerpo del artículo.

2.º No evaluativo: debe reportar en vez de evaluar sin agregar o comentar los contenidos del cuerpo del artículo.

3.º Coherente y de fácil lectura: se debe escribir en un lenguaje claro.

4.º Conciso: ser breve y que cada frase sea lo más informativa que sea posible. Iniciar el resumen con los puntos más importantes, no repetir el título e incluir los 4 o 5 conceptos, implicaciones o descubrimientos más importantes.

  • Palabras clave: del mismo resumen, se deben elegir entre 4 y 6 palabras que describan el tema y que faciliten la labor de catalogación del artículo.
  • Abstract: traducción del resumen del artículo, al idioma inglés.
  • Keywords: traducción de las palabras clave al idioma inglés.
  • Curriculum Vitae del autor: Hoja de vida detallada.

 

Esta parte del artículo detalla la hoja de vida pertinente del autor para el escrito que se presenta. Se organiza de la siguiente manera: En el primer párrafo, la información completa de la afiliación, incluyendo instituto, facultad, departamento, área, etc., al momento de realizar la investigación. En el segundo párrafo, se indicarán los cambios de afiliación, si existieran, precediendo la nueva afiliación con la frase “ahora en…”. Acá también se debe incluir facultad, departamento, área, etc. Si el cambio implica ya no estar afiliado a alguna institución, se coloca la ciudad y país. En el tercer párrafo, se colocan los agradecimientos, en los que se señalan los apoyos financieros recibidos, los colegas que colaboraron de alguna manera en la realización de la investigación o la revisión de los manuscritos. Si el artículo ha sido escrito por varios autores, indicar acá en qué grado colaboró cada uno en la escritura del manuscrito. Se puede cerrar este párrafo agradeciendo a editores, pares evaluadores o personal que ayudó en la preparación del escrito. Acá también a continuación se pueden aclarar circunstancias especiales como, por ejemplo, si el artículo se basa en un documento más amplio como una tesis previamente publicada, o que el artículo no refleja las opiniones de la universidad o la institución que financió la investigación. El cuarto párrafo indica la información de contacto. Aunque lo correcto sería colocar una dirección postal completa, es aceptado que solo figure una dirección de correo electrónico. El último párrafo indicará la información del proceso de aseguramiento de calidad así: primero, fecha de recepción del artículo para su evaluación, luego, la fecha en la que se revisó la evaluación de los pares externos y se discutió el contenido y por último, la fecha en la que se aprobó la publicación del artículo.

Texto principal: el cuerpo del texto del artículo debe escribirse siguiendo los siguientes criterios de estructura:

Introducción

El cuerpo del texto debe iniciar con un texto que presente el problema específico bajo estudio, describiendo la estrategia de investigación. Dado que la introducción se identifica claramente por su posición en el manuscrito, no es necesario que lleve un título que diga “introducción”.

Antes de escribir la parte introductoria, tome en consideración las siguientes preguntas: 1) ¿Por qué es importante el problema?; 2) ¿Cómo se relaciona el estudio con trabajos o contribuciones previas en el área, en qué se diferencia nuestro trabajo de los previos?; 3) ¿Cuál es la hipótesis primaria y secundaria, los objetivos del estudio y, si los hay, los vínculos con la teoría?; 4) ¿Cómo las hipótesis y el diseño de la investigación se relacionan entre sí?; y 5) ¿Cuáles son las implicaciones teóricas y prácticas del estudio?

Hay que explorar la importancia del problema y por qué ha merecido una nueva investigación. Luego, hay que describir la relevancia académica en términos de la literatura destacada o una reseña histórica del estado del arte en la materia, pero partiendo de la base que el lector conoce el tema y no necesita una descripción muy extensa de dicho estado del arte. Se debe tratar de demostrar una continuidad lógica entre el trabajo pasado y el que se presenta. El problema debe desarrollarse con la suficiente claridad como para que se entienda por cualquier lector profesional y no debe sacrificarse este aspecto en aras de la brevedad, porque se limitaría a una audiencia muy especializada y reducida.

Una vez introducido el problema y los materiales sobre los que se basa la investigación, explicar la aproximación que se le ha dado a la solución del problema.

 

Metodología

La parte dedicada a la metodología describe en detalle cómo se ha realizado el estudio incluyendo todas las definiciones conceptuales y operacionales usadas en el mismo. Esto permitirá que el lector evalúe lo apropiado del método usado y la confiabilidad y validez de las conclusiones a las que se llega.

 

Resultados

En la sección de resultados se debe resumir el análisis de toda la información utilizada y que fue relevante a la investigación. Toda la información que se presente debe haber sido procesada y debe aportar al proceso de demostración de las hipótesis de solución del problema planteada en la introducción.

 

Discusión

Una vez presentados los resultados, el autor estará ya en posición de evaluar e interpretar sus implicaciones, en especial respecto de las hipótesis originales. Acá se debe examinar, interpretar y calificar los resultados y esbozar inferencias y conclusiones que se puedan sacar de ellos. Se debe hacer énfasis en las consecuencias teóricas o prácticas de los resultados.

 

El punto de partida de esta sección de manera obligatoria debe ser una declaración clara del soporte a favor o en contra de las hipótesis originales, mediante argumentos de autoridad de académicos que hayan escrito en cualquiera de los dos sentidos. Luego, deben reconocerse las limitaciones de la investigación y dar explicaciones alternativas a los resultados.

Por último, cerrar la sección de discusión con un comentario razonado y justificable acerca de la importancia de los resultados obtenidos.

 

Referencias bibliográficas

Las referencias reconocen el trabajo previo de académicos y provee un medio confiable de llegar a las fuentes originales consultadas.

 

Notas de pie de página

Se utilizarán para dos fines: 1) Contenido, como medio de brindar suplemento o ampliar información sustantiva en el texto. Debe contener sólo una idea. 2) De fuente, para reconocer la fuente de citas textuales, tablas, gráficos, ilustraciones, fotos, etc.

 

La metodología de citación es así:

El orden, signos de puntuación, tipo de letra y abreviaturas que más frecuentemente se utilizan en las notas para los artículos de la Revista son los que a continuación se describen con un ejemplo.

 

Para citar libros:

11. Hernando Meléndez Velásquez. Esquema de evolución constitucional en Uruguay, 2.ª ed., vol. iii, t. ii, Montevideo, Fundación de Cultura Universitaria, 1996, pp. 235 a 238.

 

Para citar artículos de revistas o capítulos en obras colectivas:

18. Juan Esteban Pulido. “El campo de actividad de la paleontología en América del Sur”, Revista del Instituto de Ciencias Paleontológicas, vol. iv, n.º 8, marzo-abril de 1999, Buenos Aires, Avance, pp. 23 a 29.

 

Si son hasta tres autores:

8. Ricardo Durán Pérez, Víctor Díaz Segura y Rubén Ruiz Pérez. “El sistema jurídico latinoamericano aplicado por la oea”, en Derecho Hoy, t. i, Asunción Pedraza Martínez (ed.), Montevideo, Fundación de Cultura Universitaria, 1998, cap. tercero, pp. 175 a 182.

 

Si son más de tres autores:

8. Ricardo Durán Pérez et al. “El sistema jurídico latinoamericano aplicado por la oea”, en Derecho Hoy, t. i, Asunción Pedraza Martínez (ed.), Montevideo, Fundación de Cultura Universitaria, 1998, cap. tercero, pp. 175 a 182.

 

Se debe tener en cuenta que:

– Si es un artículo que forma parte de una obra colectiva o una revista, el título debe ir entre comillas y el título de la obra o revista, en itálicas. Hay que asegurarse de que la coma que sigue al título va en redondas y no en itálicas.

 

– El nombre del (los) autor(es) no va en altas (HÉCTOR…), sino en versalitas altas y bajas (Héctor Gros-Espiell) y no se ha invertido (Gros-Espiell, Héctor) porque en las notas no se requiere organizar en orden alfabético, como sí sucede en la bibliografía; así mismo, si el autor es una institución, también va en versalitas (Real Academia de la Lengua). Además, en las notas de pie de página y en la bibliografía, el nombre se coloca con la ortografía del idioma original (p. ej., Karl Marx en vez de Carlos Marx). En el cuerpo del texto, esto se puede obviar para los nombres de uso común.

 

– No se deben abreviar arbitrariamente los nombres de las editoriales, revistas, libros, etc. (p. ej., EL, en vez de Editorial Legis), y se debe preferir el nombre extendido de la editorial a su sigla, por usual y reconocida que ésta sea (Fondo de Cultura Económica, en lugar de fce; Oxford University Press, en lugar de oup; Presses Universitaires de France, en lugar de puf…): o, al menos, se deben incluir ambos la primera vez que se citan.

 

– Las fechas deben citarse día, mes y año: 20 de marzo de 2013, y no marzo 20 de 2013. Los meses se deben colocar en minúsculas y el año, en números y sin punto después del millar, a partir del año 2000, no se coloca 30 de junio del 2013 sino 30 de junio de 2013.

 

– Los números romanos van todos en versalitas minúsculas (p. ej., xxxviii en vez de XXXVIII).

– Las siglas de más de dos caracteres van en versalitas bajas (p. ej., oea en vez de OEA).

– Solo se pueden citar hasta tres autores en una obra colectiva o escrita por varios autores. Si son más de tres autores, se coloca al más importante y la abreviatura et al. (et alii).

– Cuando un autor conocido por su seudónimo escribe usando su nombre real, se colocará el seudónimo enseguida y entre paréntesis. Si sólo va el seudónimo, se escribe en itálicas.

Roberto Posada García-Peña (“D’Artagnan”). Memorias

D’Artagnan. Memorias

– Sobre todo en libros clásicos, en ocasiones quien en una época o tradición figuró como autor de una obra probadamente no lo es, pero se desconoce al verdadero. Entonces se usa la palabra Seudo (ps.) antes del nombre; en la bibliografía, se alfabetiza por el apellido y se coloca el seudo como nombre.

 

Seudo-Boethius. De disciplina scolarium

 

– Cuando un texto es atribuido a una persona pero no está totalmente demostrado que la autoría le corresponde, se coloca el nombre entre comillas sencillas.

 

‘Platón’. Séptima carta

 

– Cuando el texto atribuido hace parte de una obra en la que los otros sin lugar a dudas son del autor, el nombre del texto se pone entre brackets.

 

Demóstenes. 18, [59] (significa que el discurso genuino es el 18 y el espurio el 59).

 

– Cuando el nombre del autor no aparece en la publicación pero se conoce de otras fuentes, se coloca entre corchetes.

[James Balfour]. Philosophical essays, Edinburg, 1768.

 

– Si el título del libro o del artículo está en algún idioma extranjero, no se debe traducir, se debe transcribir tal y como aparece en la carátula o contenido de la respectiva publicación. Si se desea, se puede dar una traducción que se colocará entre paréntesis inmediatamente después del título original.

 

Esto para evitar confundir al lector y que piense erróneamente que existe una versión en español del libro.

 

Si el libro es anónimo, se coloca esta palabra como si fuera el autor tanto en la nota como en la bibliografía.

 

Anónimo. Amadís de Gaula, Zaragoza, 1508.

 

– No se deben dejar citas en otros idiomas, las porciones de texto deben ser traducidas al español o, si se insiste en conservar el texto en el idioma original, se colocará la traducción entre paréntesis inmediatamente después de la cita en el idioma extranjero, aunque –por razones de espacio– esto sólo se permitirá en citas muy cortas y cuando sea realmente importante hacer la confrontación entre los dos idiomas. Debe indicarse si la traducción es realizada por el autor del artículo o si la está tomando de otra fuente, en cuyo caso, debe citarla completa.

 

– Los editores, coordinadores, etc., deben citarse tal y como los autores, en versalitas, pero con la indicación entre paréntesis usando la abreviatura respectiva.

 

Gomes Eanes de Zurara (ed.). Crónica portuguesa, Lisboa, 1454.

 

– Mayúsculas en los títulos y subtítulos de libros: sólo la primera palabra del título lleva inicial mayúscula, el resto de palabras que lo componen va en minúsculas, salvo que se trate de nombres propios, por ejemplo, de personas o países o que haya un punto seguido dentro del título, en cuyo caso la inicial de la palabra inmediatamente después del punto vuelve a ir en mayúscula. En el caso de las revistas o periódicos, el título se convierte en nombre propio, por lo que se escribe con inicial mayúscula cada una de las palabras que lo componen, a excepción de los artículos, preposiciones, etc. (p. ej., Revista Nuevos Paradigmas de las Ciencias Sociales). En todo caso, si un periódico o revista en su cabezote lleva minúsculas, se respetan.

 

– El título de un libro debe considerarse sagrado, por lo que no se puede traducir, alterar, corregir, etc., debe transcribirse tal y como aparece en la carátula del libro original (a excepción del uso de mayúsculas antes descrito).

 

– Deben suprimirse los subtítulos largos y superfluos. En las notas, los títulos pueden acortarse y terminarse en puntos suspensivos, siempre y cuando la primera vez que se citaron se hayan colocado completos.

 

– Debe tenerse especial cuidado con las convenciones bibliográficas en otros idiomas: así, p. ej., con el número de edición de un libro alemán, ya que los alemanes no diferencian entre nueva edición o reimpresión, de tal manera que la sechste Auflage (6. Aufl.) podría ser 6.ª edición, 4.ª reimpresión de la segunda edición, 2.ª reimpresión de la 4.ª edición, etc., por lo que, a menos que se tenga la certeza de a qué corresponde, debe dejarse tal y como aparece en el libro original.

 

– En las citas bibliográficas, los nombres de las ciudades se colocan en la ortografía del idioma original (p. ej., München en vez de Munich, o Paris en vez de París). En el cuerpo del texto, esto se puede obviar para los nombres de uso común.

 

– Las citas de sitios en Internet o direcciones electrónicas se colocan entre corchetes planos [ ]. Muchas editoriales, sobre todo españolas, utilizan los comillones simples (<>), pero nos parece que ocupan más espacio y abren innecesariamente la línea, por lo que consideramos más adecuado el corchete plano o bracket.

 

Apéndices, anexos y materiales complementarios

A veces el autor se ve enfrentado a materiales inapropiados para el cuerpo del texto porque pueden distraer u ocupan espacio limitado. Estos materiales se pueden colocar al final como apéndices, pero por tratarse de artículos de revista cuya extensión es limitada, se alienta a los autores a prescindir de este tipo de materiales, o colocarlos sólo si están disponibles en la web, para que los interesados los consulten en línea por fuera de la Revista.

 

Tablas, gráficas, cuadros, ilustraciones

En una revista electrónica se facilita mucho el uso de medios audiovisuales que no se pueden utilizar en una versión impresa. De lo único que se debe tener cuidado es de manejar los elementos en la resolución que sea la más adecuada, de indicar si los elementos tienen derechos reservados y se requiere de permiso para su descarga o copia a otros documentos electrónicos y que se cuente con los debidos permisos para incorporarlos en el artículo.

Aprovecharemos acá para profundizar un poco en el uso de estos elementos, que deben ser instrumentos para ayudar al lector a razonar acerca de información cuantitativa.

La presentación de estas ayudas visuales debe buscar como finalidad comunicar ideas complejas con el cumplimiento de tres condiciones: claridad, precisión y eficiencia.

 

Para lograr la excelencia en la inclusión de material de este tipo, es necesario que cumpla con las siguientes características:

 

1.º Mostrar los datos. Esto quiere decir que cualquier representación gráfica de un conjunto de datos tiene que necesariamente ir acompañada de los datos en sí que sirvieron para generar dicha representación.

2.º Inducir al lector a pensar sobre la sustancia en vez de aspectos de metodología, diseño gráfico, tecnología para la producción del gráfico o cualesquier otra consideración distinta a la información que se le presenta. O sea, el lector casi que inconscientemente debe procesar la información que se le presenta sin distraerse en la forma como se han presentado los datos. Mientras más transparente sea el proceso de comprensión de lo que se desea mostrar, más exitoso es el diseño del elemento utilizado.

3.º Evitar distorsionar lo que la información quiere decir. En este caso, no se puede generar contradicción entre lo que el gráfico le hace ver al lector y la explicación que se otorga sobre la conclusión que se debe sacar de su análisis.

4.º Presentar la mayor cantidad de información posible en un espacio reducido. Un gráfico puede evitar reproducir una serie de tablas de difícil o cansada consulta, por eso debe preferirse un elemento gráfico por encima de una serie de tablas que tabulen información.

5.º Presentar grandes cantidades de información de manera coherente. Al discernir la información que se presentará al lector, debe hacerse una división lógica y fácil de entender. Nunca debe perderse de vista que uno de estos elementos busca clarificar y simplificar el análisis de una gran cantidad de datos.

6.º Alentar al ojo a que compare diferentes partes de información. Tal vez la razón más importante para introducir un elemento de este tipo es la facilidad que permite de comparar distintos niveles de información de un solo vistazo.

7.º Revelar la información en diferentes niveles de detalle, desde una visión amplia hasta una estructura fina. Para esto, se deben unir niveles de información que tengan un eje común, y mostrar, por ejemplo, un total anual acompañado de un desempeño mes a mes de una serie de datos.

8.º Servir un propósito razonablemente claro: descripción, exploración, tabulación o decoración. Cada elemento de este tipo tiene que justificar su presencia en el texto, ya que su análisis rompe la lectura del desarrollo discursivo que se viene elaborando. El último caso que podría sonar anodino, puede estar plenamente justificado como pausa en la lectura para que el lector recupere la concentración antes de seguir en el análisis del material. La ubicación inteligente de un elemento decorativo puede ayudar sobremanera a mantener el interés y la concentración del lector en la materia.

9.º Buscar una integración estrecha entre las descripciones estadísticas y verbales de la información presentada. Es de suma importancia que los elementos de este tipo estén estrechamente concatenados con el discurso que se viene desarrollando. Cada elemento debe estar explicado en profundidad dentro del párrafo precedente, o se debe manejar como referencia cruzada indicando siempre, por ejemplo, “ver Cuadro 16”, o “si observamos la Gráfica 21”.

Como regla general, los gráficos deben reservarse para mostrar conjuntos de datos ricos, complejos y de mayor dificultad estadística, no para simples cambios lineales que se pueden resumir en uno o dos números dentro del discurso.

Por último, si no está disponible la opción de color para trabajar estos elementos, es necesario recurrir a las tramas para diferenciar las variables presentes en vez de la escala de grises, que cuando son muchas puede llegar a perderse la identificación plena de los elementos mostrados y confundir al lector, con lo que el elemento carecerá de utilidad.

Dudas

Cualquier duda, comentario o sugerencia respecto del instructivo, puede cosultarse a [revistaelectronica@ilae.edu.co].

[1]. Resumido de Antonio Milla. Manual de estilo del ILAE, Bogotá, Instituto Latinoamericano de Altos Estudios, 2011. Las referencias bibliográficas se han omitido, pero están disponibles en el libro.